Orden Testudines

13151834_1030985023621522_6264241159676157143_n

Al Orden Testudines también se le llama Chelonia, y a las especies “quelonios”.

Las Tortugas (Orden Testudines) en el Reino Animal

Clasificación

Nombre

Notas

Reino

Animalia

Animales: Sistemas multicelulares que se nutren por ingestión.

Subreino

Eumetazoa

Animales con cuerpo integrado por lados simétricos

Rama

Bilateria

Cuerpo con simetría bilateral con respecto al plano sagital.

Filo

Chordata

Cordados

Subfilo

Vertebrata

Vertebrados

Superclase

Gnathostomata

Vertebrados con mandíbulas.

Clase

Reptilia

Reptiles: Vertebrados exotérmicos, pulmones desarrollados.

Subclase

Anapsida

Anápsidos

Orden

Testudines

Tortugas: Cuerpo cubierto por placas óseas, adaptación del esqueleto.

Anuncios

Receta: papilla para tortugas de Agua

 Papilla para tortugas de agua de Brigitte Artner

tortugas_acuaticas_02

Ingredientes

  • 1 paquete de gelatina en polvo
  • 75 g de trucha
  • 75 g de carne de buey
  • 40 g de langostinos
  • 30 g de pulpa de mejillón
  • 15 g de hígado de conejo o de pollo
  • Medio huevo de gallina (o dos huevos de codorniz)
  • 75 ml de leche entera
  • Medio vaso de homogeneizado de verduras
  • Media cucharada de un producto vitamínico en polvo
  • Una pizca de un colorante alimentario rojo

Preparación:

  • En una olla de se prepara la gelatina con 400 ml de agua,  cociéndola durante unos veinte minutos
  • En una sartén baja se incorpora el resto de ingredientes cortados en dados pequeños, se va echando la trucha, los langostinos, los mejillones, el buey y el hígado, cocinándolos a fuego lento, removiendo a menudo, durante veinte minutos.
  • Una vez guidados ambos se mezclan y se vierten sobre una bandeja plana para que se enfrie y  se dejará enfriar  en reposo hasta que solidifique (puede tardar un par de horas).
  • Se corta el budín en pequeñas porciones, en función del tamaño de las tortugas, y se congela rápidamente.  Yo lo hago en una cubitera, de forma que obtengo dados

Para alimentar las tortugas, solo hay que sacar la porciones que deseemos y dejarlas a temperatura ambiente para que se descongelen, no hay que calentar pues de deshacer la gelatina.

hqdefault

Cómo cuidar de una tortuga que está hibernando

La hibernación en los animales de sangre fría se llama “brumación”. Muchas especies de tortugas acuáticas y terrestres de clima temperado se someten a brumación, o hibernación, en el invierno. Las tortugas acuáticas o terrestres en cautiverio no necesitan hibernar para sobrevivir, pero los periodos de hibernación anuales pueden aumentar las probabilidades de que se reproduzcan con éxito. Averigua cuáles son las necesidades específicas de tu mascota y sigue estas pautas para preparar y cuidar de forma segura a tu tortuga acuática o terrestre para que hiberne. No fuerces a un animal enfermo a hibernar y ten cuidado de que tu mascota se ahogue, se congele o se muera de hambre por accidente.

Parte 1 de 5:
Decidir hacerla hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 1
    1
    Determina si la especie de tortuga que tienes hiberna. Por lo general, las especies de tortugas acuáticas y terrestres que habitan en climas tropicales cercanos a la línea del ecuador no hibernan; mientras más lejos vivan de la línea del ecuador, más probable será que hibernen.[3] Averigua cuáles son los requerimientos específicos de tu tortuga antes de empezar. Estas son las especies que usualmente hibernan:[4]

    • Tortugas de caja
    • Tortugas rusas o Horsfield
    • Tortugas mora
    • Tortugas marginadas
    • Tortugas mediterráneas
    • Tortugas del desierto
    • Tortugas de la Florida
    • Tortugas de Texas
    • Galápagos de bosque
    • Tortugas moteadas
    • Tortugas de orejas rojas
    • Tortugas mordedoras
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 2
    2
    Haz que un veterinario revise la salud de tu mascota. Solo los animales saludables deben hibernar. Durante la hibernación, el sistema inmunológico se ralentiza de forma considerable y una tortuga que estaba incluso un poco enferma podría morir durante el proceso de hibernación o poco después. Examina a tu tortuga cuidadosamente para verificar si presenta signos de enfermedad. Incluso si no notas nada, haz que un veterinario la examine.[Los signos de enfermedad incluyen a los siguientes:

    • Ojos hinchados
    • Secreción en las fosas nasales
    • Orejas hinchadas
    • Bajo peso corporal
    • Dificultad para respirar que se percibe cuando el animal abre la boca con frecuencia
    • Tortugas acuáticas que permanecen fuera del agua durante la noche
    • Abscesos u otros signos de infestación de parásitos
    • Heridas o caparazón podrido
    • Olor fuerte, inflamación o líquido goteando debajo de la cola
    • Alguno de los siguientes signos dentro de la boca: aparición de manchas de sangre pequeñas, matiz púrpura rojizo intenso y una substancia amarilla similar al queso
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 3
    3
    Aprende cómo debe hibernar tu mascota. La mayoría de los expertos recomiendan que las tortugas acuáticas y terrestres de espacios cerrados se mantengan en el interior de la casa y activas durante el invierno, y que lleves a casa a las tortugas que habiten en el exterior durante el invierno si su hábitat natural no será seguro. Las tortugas acuáticas pueden hibernar al aire libre siempre y cuando el entorno sea seguro y el agua no se congele. Las tortugas terrestres y semiacuáticas pueden hibernar dentro de casa y al aire libre. Si el animal vive al aire libre, responderá a los cambios en la temperatura y la duración de la luz solar, y por instinto sabrá cuándo y cómo prepararse para hibernar. Si tu animal vive dentro de casa, tendrás que estimular estos cambios.

    • Revisa la información disponible en el club de mascotas local o consulta a un veterinario si no estás seguro de cómo cuidar a tu mascota.
    • En los Estados Unidos, la mayoría de las tortugas de caja hibernan entre octubre y noviembre hasta fines de febrero a inicios de abril.[8]
    • La mayoría de las tortugas acuáticas y terrestres hibernan de 2 a 4 meses. Algunas especies de algunas regiones pueden hibernar hasta 6 meses, pero ese periodo de tiempo no es necesario. Pídele al veterinario recomendaciones específicas para tu tortuga.

Parte 2 de 5:
Prepararse para hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 4
    1
    Pesa a tu mascota. Debes controlar el peso de tu tortuga durante la hibernación para saber si está perdiendo peso de forma saludable o si está muriéndose de hambre y corre peligro. Pesa ahora a tu tortuga acuática o terrestre para contar con un peso de referencia y sigue pesándola cada 2 o 3 semanas.

    • Usa la misma balanza antes y durante la hibernación.
    • Usa una balanza digital para los animales que pesen menos de 2,5 kg (6 lb) para garantizar su exactitud.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 5
    2
    Dale vitamina A a tu mascota durante el verano. Antes de hacer ayunar a tu tortuga acuática o terrestre, debes darle una mayor cantidad de vitamina A, ya que la hibernación agota las reservas de esta vitamina. Al inicio del verano en EE.UU. (de 12 a 16 semanas antes de la hibernación), debes empezar a incluir alimentos ricos en vitamina A en la dieta de la tortuga. Puedes intercambiarlos por otros alimentos que tu tortuga suela comer. Algunas buenas fuentes de vitamina A incluyen a las siguientes:

    • Para las tortugas terrestres: zanahorias y calabacín
    • Para las tortugas acuáticas (no carne): vegetales de hojas verdes como la col rizada, el brócoli, los brotes de mostaza, la col silvestre, los dientes de león, los vegetales anaranjados (como la alfalfa, el calabacín, las zanahorias y los camotes) y las frutas anaranjadas (como el melón y los duraznos)
    • Para las tortugas acuáticas (carne): pescado y ratones bebés
    • Si tu mascota ya consume mucha vitamina A, sigue alimentándola de la forma habitual
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 6
    3
    Aumenta el consumo de fibra de tu mascota. Al final del verano en los EE.UU. (fines de julio o de 6 a 8 semanas antes de la hibernación), intercambia algunos de los alimentos habituales de tu tortuga por otros con un mayor contenido de fibra.

    • Las buenas fuentes de fibra para las tortugas acuáticas y terrestres incluyen a la alfalfa y el heno de hierba timotea, los cuales tienen un alto contenido de fibra.
    • Si tu mascota normalmente consume una dieta rica en fibra, sigue alimentándola como lo haces normalmente.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 7
    4
    Haz que tu mascota ayune de 2 a 6 semanas antes de la hibernación. Muchas tortugas acuáticas y terrestres mueren debido a que sus dueños las hacen hibernar con alimentos no digeridos que aún se encuentran en su tracto digestivo. No trates de hibernar a una tortuga acuática o terrestre que haya comido durante el último mes; en lugar de ello, retrasa la hibernación. Consulta al veterinario sobre los tiempos de ayuno específicos para la especie de tu mascota.

    • Los alimentos no digeridos matan a las mascotas en hibernación de 2 formas. La comida puede podrirse y causar infecciones bacterianas mortales dentro de tu mascota o puede podrirse y crear grandes masas de gas, las cuales presionan los pulmones de tu mascota por dentro y la sofocan. Si tienes dudas, comunícate con un veterinario. 
    • La temperatura controla en gran medida el sistema digestivo de tu mascota.
    • Las tortugas terrestres pueden necesitar de 3 a 6 semanas. Las tortugas pequeñas (de menos de 1 kg) necesitan 3 semanas; las de tamaño mediano (de 1 a 1,5 kg), de 3 a 4 semanas; y las grandes (de 2 a 3 kg), de 4 a 6 semanas.
    • Las tortugas acuáticas necesitan tan solo de 2 a 3 semanas. Una tortuga acuática pequeña, como una de caja, podría necesitar solo de 10 a 14 días.
  5. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 8
    5
    Hidrata a tu mascota. Cuando tu tortuga acuática o terrestre ayune, mójala por 20 a 30 minutos hasta la altura de su mentón dejando un día. Asegúrate de que tu tortuga tenga acceso constante a agua que pueda beber, desde ahora hasta el final de la hibernación. Esto incentiva a la tortuga a desechar los residuos de su tracto digestivo y mantenerse hidratada.
  6. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 9
    6
    Reduce la temperatura antes de la hibernación. La temperatura determina el metabolismo de tu mascota, razón por la cual la hibernación ocurre cuando hace frío. Asegúrate de que toda la comida salga del cuerpo de tu mascota antes de continuar con el próximo paso. Asegúrate de que la temperatura no sea menor a los 10 °C (50 °F).

    • Tortugas acuáticas: empieza 1 semana antes de la hibernación. La temperatura debe ser 18 °C (65 °F) por 2 o 3 días, redúcela poco a poco hasta los 15 °C (60 °F) en 2 o 3 días y luego redúcela de forma gradual hasta los 10 °C (50 °F) o un poco menos.
    • Tortugas terrestres: empieza 4 semanas antes de la hibernación. Reduce la temperatura de forma gradual hasta alcanzar los 15 °C (60 °F) en un periodo de 1 semana, luego mantén la temperatura entre los 13 y 15 °C (55 y 60 °F) por 3 semanas para que tu tortuga pueda digerir por completo su última comida.
    • La temperatura máxima (más cálida) para que ocurra la hibernación es 10 °C (50 °F). Si tu tortuga acuática o terrestre se encuentra a una temperatura de 10°C (50 °F), esta empezará a hibernar.
  7. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 10
    7
    Decide en dónde hibernará tu mascota. La mayoría de los dueños de mascotas usan refrigeradoras para la hibernación dentro de casa, pero solo siendo muy cuidadosos y precavidos. Asegúrate de que tu tortuga acuática o terrestre esté completamente segura de depredadores como las ratas, a las cuales les gusta morder a las tortugas en hibernación.

    • Si la tortuga permanecerá en el agua al aire libre, asegúrate de que el agua no se congele y que tenga una profundidad de al menos 45 cm (18 pulgadas).
    • Si tu mascota permanecerá dentro de casa, encuentra un lugar fresco para ella. Muchas personas usan refrigeradoras. Otras usan cocheras, sótanos o cualquier otra habitación a temperatura ambiente.
    • Elige un lugar que se mantenga a una temperatura predeterminada superior a los 10°C (50 °F). Si hay un corte de energía, tu mascota escapa u ocurre otro accidente, debes hacer que tu mascota viva a pesar del cambio de temperatura.
  8. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 11
    8
    Prepara tu refrigeradora, si es necesario. Si eliges colocar a tu mascota en una refrigeradora para que hiberne, debes observar cuidadosamente tu refrigeradora y a tu mascota para evitar que muera.

    • Cuenta con una ventilación apropiada. Una refrigeradora no permite el paso del aire, por lo que debes brindarle aire a tu tortuga. Abre la puerta de la refrigeradora al menos 3 veces a la semana, por 1 o 2 minutos.
    • Prueba la temperatura de la refrigeradora. Coloca un termómetro en la refrigeradora y supervisa sus fluctuaciones y su exactitud. Si hay mucha fluctuación en la temperatura, llena tu refrigeradora con otras masas (como botellas de agua) que mantengan la temperatura más estable de lo que lo haría solo el aire.
    • Elige una refrigeradora que no vayas a usar con frecuencia durante el día. Abrir y cerrar la puerta con frecuencia puede desregular la temperatura y hacer que las luces parpadeen.
  9. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 12
    9
    Revisa a tu mascota con frecuencia. Tu tortuga podría volverse menos activa, pero aun así debe lucir alerta y reaccionar. Si tu mascota está enferma, desanimada o luce anormal, consulta al veterinario. No continúes con el próximo paso: la hibernación puede matar a una tortuga acuática o terrestre enferma.

Parte 3 de 5:
Elaborar un refugio para hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 13
    1
    Elige tus cajas. Un refugio para hibernar es un recipiente pequeño en el que tu tortuga acuática o terrestre puede hibernar y también la protege de los peligros. Toma dos cajas: una que sea dos o tres veces más grande que tu mascota y una que solo sea unos centímetros (pulgadas) más grande que ella. La caja más pequeña debe caber en tu caja grande con un espacio de 2,5 o 5 cm (1 o 2 pulgadas) en cada lado.

    • La caja exterior debe estar hecha de un material resistente capaz de resistir las mordeduras de las ratas. Usa contrachapado, plástico o madera. No uses cartón.
    • Tu tortuga acuática o terrestre debe poder girar en la caja más pequeña, pero no tener mucho espacio para deambular.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 14
    2
    Elige el aislamiento. Este es un paso esencial. Necesitas material para llenar los espacios que haya entre la caja grande y la pequeña cuando coloques una dentro de la otra. Esto ayudará a regular la temperatura de tu mascota y evitará que muera o abandone la hibernación demasiado rápido.

    • El mejor aislamiento es la espuma de poliestireno o de embalaje. Las otras opciones incluyen a los proyectos de viviendas o embalaje. Los pedazos de papel compactados también pueden servir, si es necesario.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 15
    3
    Coloca un termómetro. Un termómetro es absolutamente necesario para revisar la temperatura del entorno de tu mascota. Tendrás que revisar el termómetro con frecuencia, así que consigue uno que entiendas y puedas usar adecuadamente.

    • A muchos dueños de mascotas les gusta usar un termómetro clásico de lectura máxima y mínima, los cuales pueden conseguirse en las tiendas de implementos para jardinería o en ferreterías.
    • A algunos dueños de mascotas les gusta usar termómetros con alarmas que suenan cuando la temperatura excede o se encuentra por debajo de cierta lectura.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 16
    4
    Monta tu caja. Coloca una capa de aislamiento en el fondo de la caja grande. Coloca la caja pequeña en el centro de la caja grande, sobre la capa de aislamiento. Agrega el resto del aislamiento en los lados de la caja pequeña. Coloca aislamiento en la tapa superior de tus cajas. Perfora agujeros pequeños de ventilación en la tapa. Cubre el fondo de la caja más pequeña con un poco de substrato. Algunos ejemplos de substrato incluyen a los siguientes:

    • Fibra de coco (corteza de coco triturada)
    • Paja
    • Pedazos de papel periódico
    • Turba
    • Musgo
    • Substratos de venta comercial para reptiles, como Carefresh o Bed-A-Beast (de venta en los EE. UU.)
    • No uses substratos con fertilizantes, alimentos vegetales o algún aditivo químico.
    • Revisa cuál es la humedad del substrato adecuada para la especie de tu mascota. Por ejemplo, las tortugas de caja necesitan un substrato muy húmedo que esté casi mojado.
    • Las tortugas acuáticas y terrestres usan muy poco oxígeno cuando hibernan, pero aun así requieren una cantidad pequeña de oxígeno. Haz agujeros de ventilación que sean pequeños (menos de 2,5 cm o 1 pulgada en diámetro).

Parte 4 de 5:
Hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 17
    1
    Empieza la hibernación. Asegúrate de que tu tortuga acuática o terrestre no tenga enfermedades o lesiones, que no haya comida en su sistema digestivo, que tenga acceso constante al agua y que se encuentre a una temperatura alrededor o por encima de 10°C (50 °F). Si no se cumplen algunos de estos requisitos, no fuerces a tu mascota a hibernar. Si se cumplen, coloca a tu mascota en el refugio para hibernar y déjala en un lugar fresco en el cual permanezca durante la hibernación, salvo cuando vayas a inspeccionarla.

    • Si tu mascota está hibernando al aire libre en la naturaleza y no en un refugio para hibernar, asegúrate de que no se ahogue ni se congele en el lugar en el que esté hibernando. Tu mascota debe contar con acceso a agua que pueda beber.
    • Si tu mascota está hibernando al aire libre, se enterrará por instinto en un estanque o cerca de uno. El estanque debe contar con una buena base de tierra o fango en la que pueda excavar, y debe contar con una profundidad mínima de 45 cm (18 pulgadas) para brindar un poco de aislamiento de temperatura. Si es necesario, evita que el estanque se congele usando un calentador flotante para estanques durante el invierno.
    • Si tu tortuga de espacios cerrados no hiberna, incluso si el clima se ha vuelto fresco, o si la ves nadando o asoleándose mucho después de que otras tortugas han desaparecido, llévala dentro de casa. Algunas tortugas no saben cómo hibernar y no sobrevivirán al invierno si se encuentran al aire libre.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 18
    2
    Haz una inspección física en tu mascota 1 o 2 semanas. No puedes lastimar a una tortuga acuática o terrestre en hibernación tocándola, pero puedes matarla si la descuidas. Hazlo sin importar el lugar ni la forma en la que hiberne, dentro de casa o al aire libre. Inspecciona a tu mascota para detectar algún signo de infección, enfermedad o mala hibernación; e inspecciona el refugio para hibernar para encontrar orina, heces o signos de depredadores (ratas).

    • Si tu tortuga acuática o terrestre ha orinado o defecado mientras hibernaba, si su piel está reseca o si el refugio para hibernar está más mojado de lo habitual, moja a tu mascota por 2 horas en agua a temperatura ambiente. El nivel de agua debe estar justo debajo del puente nasal de tu mascota. Seca bien a tu mascota, regrésala al refugio para hibernar y colócalo en un lugar un poco más fresco, ya que has mantenido a tu mascota en un lugar demasiado cálido y la has deshidratado.
    • Los signos de infección incluyen a las descargas, la dificultad para respirar y los cambios en la piel o el caparazón. Si notas algo preocupante, llama al veterinario.
    • Si la piel de tu mascota está reseca o el refugio para hibernar está más mojado de lo habitual, moja a tu mascota en agua a temperatura ambiente por dos horas.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 19
    3
    Haz que la temperatura permanezca en 4,5 °C (40 °F). Una temperatura ideal para la hibernación es aproximadamente 4,5 °C (40 °F), pero tu mascota puede hibernar a una temperatura de 1,5 a 7 °C (35 a 45 °F). Cualquier temperatura inferior podría hacer que tu mascota sufra un daño permanente o la muerte; toda temperatura superior hará que queme demasiada grasa como para seguir hibernando, por lo que empezará a despertar.

    • Revisa tu termómetro al menos una vez al día, incluso un par de veces al día. Revisa una vez por hora durante las temporadas muy frías o calientes.
    • Si la temperatura es constantemente cálida o fría por unas horas, cambia la ubicación del refugio para hibernar a un lugar con una temperatura más óptima.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 20
    4
    Pesa a tu mascota. Pesa a tu tortuga acuática o terrestre dejando unos días con la misma balanza que hayas usado antes de la hibernación. Mantén un control del peso de tu mascota durante la hibernación. Una tortuga saludable perderá de 0 a 1 % de su peso corporal por cada mes de hibernación. Algunos ejemplos de una pérdida de peso normal incluyen a los siguientes:

    • Una tortuga de 1 kg que pierde 10 g por mes
    • Una tortuga de 1,5 kg que pierde 15 g por mes
    • Una tortuga de 2 kg que pierde 20 g por mes
    • Si tu tortuga acuática o terrestre pierde peso más rápido de lo indicado, rehidrátala colocándola en agua poco profunda a temperatura ambiente por 2 horas. El nivel de agua debe estar justo debajo del puente nasal de tu mascota. Si tu mascota pierde peso más rápido de lo indicado por más de una semana, comunícate con el veterinario.
    • Por ejemplo, una tortuga acuática o terrestre que pesa 600 g debe perder 6 g al mes.
    • Conserva estos registros para la próxima vez que quieras hacer hibernar a tu mascota.

Parte 5 de 5:
Despertar a la tortuga después de la hibernación

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 21
    1
    Retira a tu mascota del frío. Antes de hacer algo, vuelve a revisar el tiempo por el cual tu tortuga debe hibernar; la mayoría de las especies lo hacen de 2 a 4 meses. Retira el refugio para hibernar (si usas uno) y calienta a tu mascota hasta que alcance los 15 °C (60 °F). Moja a tu tortuga dejando un día, tal como lo has estado haciendo.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 22
    2
    Aumenta la temperatura. Mantén a tu mascota a una temperatura de 15 °C (60 °F) por 2 días. Auméntala a un rango de 18 a 20 °C (65 a 68 °F) y mantenla por 2 o 3 días. Por último, regresa a tu mascota a una temperatura no apta para hibernar, de 21 a 27 °C (de 70 a 80 °F).

    • El momento de despertar es lo opuesto al momento de entrar en hibernación. El “momento de despertar” se caracteriza por presentar más movimiento y actividad. El consumo de agua es importante durante este proceso; sin embargo, tu mascota podría evitar la comida.
    • Mantén la temperatura cálida. La temperatura es esencial para el metabolismo de tu mascota y las temperaturas frías pueden dejarla vulnerable a las enfermedades. Usa una lámpara de calor o una luz focalizada para calentar a tu tortuga si no está activa o no come apropiadamente.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 23
    3
    Hidrata a tu mascota. Moja a tu mascota en agua de 20 a 30 minutos dejando un día, tal como lo has estado haciendo. Sigue brindándole un acceso constante a agua. Tu mascota debe beber agua para eliminar las toxinas que se han acumulado en sus riñones debido a la hibernación. Si tu tortuga no bebe agua ni se hidrata, acude a un doctor de inmediato.

    • Usa un lavabo, una bañera, una bandeja de comida grande y profunda, u otro recipiente para “baño” adecuado para el tamaño de tu mascota.
    • Las tortugas terrestres “beben” agua a través del ano; por ello, colocarla en el agua es lo mismo que hacer que la beba.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 24
    4
    Alimenta a tu mascota. Empieza a brindarle comida 2 días después de que haya regresado a la temperatura ambiente. Bríndale la misma comida que le dabas antes y deja que se tome su tiempo para que empiece a comer nuevamente.

    • Algunas tortugas vuelven a comer después de semanas y los machos podrían alimentarse solo después de reproducirse. Sin embargo, si notas signos de vómito, malestar estomacal o alguna otra enfermedad o infección, acude al doctor de inmediato.
    • Todas las tortugas terrestres deben alimentarse una semana después de hibernar. Si tu tortuga no lo hace, está enferma o a punto de enfermarse. Acude al veterinario de inmediato.

Consejos

  • Si tienes dudas, llama al club local de mascotas o reptiles y al veterinario.
  • Investiga a fondo sobre la especie de tu tortuga deseada antes de conseguirla y empezar a cuidarla.
  • Asegúrate de que los otros miembros de la casa sepan cómo tratar a tu mascota para evitar los errores o los accidentes.

Advertencias

  • Sé muy cuidadoso para evitar que tu mascota se ahogue o muera congelada.
  • Recuerda hidratar a tu mascota con frecuencia.
  • Usa agua que sea segura para tu mascota. No toda el agua corriente es segura para las mascotas, incluso si los humanos pueden beberla. Revisa qué minerales y químicos contiene el agua antes de usarla o usa agua filtrada.
  • Acude al veterinario si tienes alguna duda sobre la salud de tu mascota. Hay muchos aspectos de la hibernación que hacen que una tortuga acuática o terrestre corra peligro y esta podría morir si no se le cuida apropiadamente.

Artículo original: http://es.m.wikihow.com/cuidar-de-una-tortuga-que-est%C3%A1-hibernando

MANEJO DE LA TORTUGAS TERRESTRES del Género Chelonoidis (part1)

Chelonoidis denticulata

Descargar artículo: manejo Chelonoidis

PROCEDIMIENTO PARA LA ALIMENTACIÓN DE LAS TORTUGAS DE PATAS AMARILLAS Y ROJAS (Gén. Chelonoidis)

En cautiverio se les alimentan con una ensalada o mezcla formada por tres tipos de ingredientes: vegetales verdes, frutas y hortalizas y, aunque sean herbívoras, carne, en diferentes proporciones:
-Vegetales verdes (60%): escarola, canónigos, espinaca, diente de león y diferentes tipos de brotes verdes.
-Fruta y hortalizas (40%): manzanas, pera, plátano, pepino, zanahoria, papaya, aguacate, melón, tomate, zanahoria, calabacín.
-Proteína animal (1 vez por semana al 15%): comida húmeda de perro/gato, pienso seco de perro/gato, ratones, carne de pollo. Este tipo de comida tiene que ser limitadas, ya que el exceso de proteínas y grasas animales provocan malformaciones en el caparazón y daños en el riñón.

Los vegetales constituyen la base de la mezcla, disponiéndose por todo el cuenco.
La fruta se corta en rodajas muy finas o trozos que quepan en la boca del animal. La ensalada debe tener al menos 2 tipos diferentes de frutas. Los alimentos se cortan por separado y se mezclan después.
Una vez a la semana, se les coloca en el cuenco un ratón, un poco de pienso de perro/gato o comida húmeda de perro.
Dos veces por semanas (a principio y final de semana), debe mezclarse con el alimento vitaminas y calcio en polvo, aproximadamente un 8% del peso total de la ensalada.
Respecto a la frecuencia de la alimentación, come cada dos días. Esta cantidad hay que adecuarla al tamaño y edad del ejemplar. Las tortugas neonatas comen a diario.
Hay que tener cuidado en no sobrealimentar a las tortugas (evitando alimentos altos en grasas) ya que el sobrepeso afecta al riñón o al hígado, así como con las temperaturas bajas que afectan al apetito y a la digestión.
El cuenco se recoge al día siguiente de ofrecerles el alimento y tiene que limpiarse y desinfectarse con amoniaco.

Tabla de ALIMENTOS. PARTE III-TORTUGAS

ESPECIE

ALIMENTO BÁSICO

ALIMENTO ALTERNATIVO

Tortuga de caja asiática (Cuora amboinensis)

Pescado, insectos, lombrices, hígado, bazo, gambas, etc.

Pienso para gatos, pienso para tortugas acuáticas

Tortuga de caja americana (Terrapene carolina)

Carne, insectos, hortalizas, frutas

Pienso para gatos, pienso para tortugas acuáticas

Tortuga acuática pintada (Chrisemys picta)

Carne, pescado, insectos, moluscos, gusanos

Pienso para gatos, pienso para tortugas acuáticas

Tortuga mediterránea (Testudo hermanni)

Verduras, frutas, hortalizas, etc.

Pienso para tortugas terrestres

Tortuga de caja africana (Kinixys sp.)

Insectos, lombrices, moluscos, frutas, verduras, hortalizas, vegetales

Pienso para gatos o perros

Tortuga matamata (Chelys fimbriatus)

Presa viva, peces, lombrices, moluscos

Pienso para gatos

Tortuga de patas rojas (Geochelone carbonaria)

Verduras, frutas, hortalizas, carne, pescado

Pienso tortugas terrestres

Tortuga mordedora americana (Chelidra serpentina)

Presa viva, peces, carne, pescado

Pienso para gatos

Trionix (Apolone sp.)

Presa viva, peces, carne, pescado, etc.

Pienso para gatos