Dasypeltis scabra imitando a una serpiente venenosa

La serpiente comedora de huevos es una serpientes inofensiva, sin dientes y de pequeño tamaño. Imita a las serpientes venenosas ensanchando su cuello y restregando su cuerpo con las escamas (gracias a sus escamas dispuestas en carena) para hacer ruido. Esta táctica le vale para sobrevivir engañando a los depredadores que se echan atrás pensando que es venenosa.