Instalando a Cynops orientalis (TRITÓN VIENTRE DE FUEGO)

IMG_20161026_114014.jpg

Es un tritón de tamaño reducido, midiendo habitualmente unos 9-10 cm.
Su cuerpo es prácticamente negro, pero la zona ventral presenta una coloración roja o naranja muy intensa, con pequeñas manchas redondeadas negras.
Su cola es aplanada lateralmente, lo que facilita su desplazamiento por el agua. Son originarios del sureste de China, incluyendo el rio Yangtze.

Estos anfibios no se encuentran en el convenio cites, por lo que solo necesitaremos un documento de cesión o factura para tenerlos.

Han llegado a mi dos de estos tritones, muy pequeños y algo inquietos. Los he instalado de la siguiente manera:

  1. Vamos a preparar un acuaterrario, con una gran zona de agua y otra parte terrestre. Primero desinfecté y limpié el acuario.

IMG_20161026_184947.jpg

  1. Primero puse como sustrato arena de sílice (para acuarios).

IMG_20161026_185803.jpg

  1. Le añado un pequeño filtro, que no cause mucha corriente, algunos troncos para acuarios para que puedan esconderse, y una planta con musgo (el musgo es un sustrato recomendado para la parte terrestre).

IMG_20161026_190641.jpg

  1. Luego le añadí agua destilada (los anfibios son delicados con los componentes químicos como el cloro del agua corriente o sus componentes minerales), además es barata y la venden en los supermercados.

 

  1. Introduce la pareja de tritones vientres de fuego, uno de ellos se quedo en el agua nadando y el otro busco refugio debajo de la planta.

– Iluminación

12 – 14 horas de iluminación. Para los tritones no es necesaria la iluminación especial, con luz natural basta, es necesaria para las plantas.

– Temperatura

El agua deberá mantenerse entre 14 y 22ºC, y para el periodo de hibernación (2-4 meses) podrá descender hasta 4ºC. Si los mantenemos a temperaturas más elevadas, aceleraremos su metabolismo lo que disminuirá el tiempo de vida del animAL.

– Alimentación

Podemos ofrecerle alimento congelado como puede ser larva roja de mosquito, trozos de pescado, peces, mariscos, etc (sobretodo en fase acuática). La clave, como para cualquier animal es una dieta equilibrada y variada y debemos ofrecerle también alimento vivo (en especial en la fase terrestre) como pueden ser grillos, zophobas, lombrices, etc.

 

Anuncios

Cómo cuidar de una tortuga que está hibernando

La hibernación en los animales de sangre fría se llama “brumación”. Muchas especies de tortugas acuáticas y terrestres de clima temperado se someten a brumación, o hibernación, en el invierno. Las tortugas acuáticas o terrestres en cautiverio no necesitan hibernar para sobrevivir, pero los periodos de hibernación anuales pueden aumentar las probabilidades de que se reproduzcan con éxito. Averigua cuáles son las necesidades específicas de tu mascota y sigue estas pautas para preparar y cuidar de forma segura a tu tortuga acuática o terrestre para que hiberne. No fuerces a un animal enfermo a hibernar y ten cuidado de que tu mascota se ahogue, se congele o se muera de hambre por accidente.

Parte 1 de 5:
Decidir hacerla hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 1
    1
    Determina si la especie de tortuga que tienes hiberna. Por lo general, las especies de tortugas acuáticas y terrestres que habitan en climas tropicales cercanos a la línea del ecuador no hibernan; mientras más lejos vivan de la línea del ecuador, más probable será que hibernen.[3] Averigua cuáles son los requerimientos específicos de tu tortuga antes de empezar. Estas son las especies que usualmente hibernan:[4]

    • Tortugas de caja
    • Tortugas rusas o Horsfield
    • Tortugas mora
    • Tortugas marginadas
    • Tortugas mediterráneas
    • Tortugas del desierto
    • Tortugas de la Florida
    • Tortugas de Texas
    • Galápagos de bosque
    • Tortugas moteadas
    • Tortugas de orejas rojas
    • Tortugas mordedoras
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 2
    2
    Haz que un veterinario revise la salud de tu mascota. Solo los animales saludables deben hibernar. Durante la hibernación, el sistema inmunológico se ralentiza de forma considerable y una tortuga que estaba incluso un poco enferma podría morir durante el proceso de hibernación o poco después. Examina a tu tortuga cuidadosamente para verificar si presenta signos de enfermedad. Incluso si no notas nada, haz que un veterinario la examine.[Los signos de enfermedad incluyen a los siguientes:

    • Ojos hinchados
    • Secreción en las fosas nasales
    • Orejas hinchadas
    • Bajo peso corporal
    • Dificultad para respirar que se percibe cuando el animal abre la boca con frecuencia
    • Tortugas acuáticas que permanecen fuera del agua durante la noche
    • Abscesos u otros signos de infestación de parásitos
    • Heridas o caparazón podrido
    • Olor fuerte, inflamación o líquido goteando debajo de la cola
    • Alguno de los siguientes signos dentro de la boca: aparición de manchas de sangre pequeñas, matiz púrpura rojizo intenso y una substancia amarilla similar al queso
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 3
    3
    Aprende cómo debe hibernar tu mascota. La mayoría de los expertos recomiendan que las tortugas acuáticas y terrestres de espacios cerrados se mantengan en el interior de la casa y activas durante el invierno, y que lleves a casa a las tortugas que habiten en el exterior durante el invierno si su hábitat natural no será seguro. Las tortugas acuáticas pueden hibernar al aire libre siempre y cuando el entorno sea seguro y el agua no se congele. Las tortugas terrestres y semiacuáticas pueden hibernar dentro de casa y al aire libre. Si el animal vive al aire libre, responderá a los cambios en la temperatura y la duración de la luz solar, y por instinto sabrá cuándo y cómo prepararse para hibernar. Si tu animal vive dentro de casa, tendrás que estimular estos cambios.

    • Revisa la información disponible en el club de mascotas local o consulta a un veterinario si no estás seguro de cómo cuidar a tu mascota.
    • En los Estados Unidos, la mayoría de las tortugas de caja hibernan entre octubre y noviembre hasta fines de febrero a inicios de abril.[8]
    • La mayoría de las tortugas acuáticas y terrestres hibernan de 2 a 4 meses. Algunas especies de algunas regiones pueden hibernar hasta 6 meses, pero ese periodo de tiempo no es necesario. Pídele al veterinario recomendaciones específicas para tu tortuga.

Parte 2 de 5:
Prepararse para hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 4
    1
    Pesa a tu mascota. Debes controlar el peso de tu tortuga durante la hibernación para saber si está perdiendo peso de forma saludable o si está muriéndose de hambre y corre peligro. Pesa ahora a tu tortuga acuática o terrestre para contar con un peso de referencia y sigue pesándola cada 2 o 3 semanas.

    • Usa la misma balanza antes y durante la hibernación.
    • Usa una balanza digital para los animales que pesen menos de 2,5 kg (6 lb) para garantizar su exactitud.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 5
    2
    Dale vitamina A a tu mascota durante el verano. Antes de hacer ayunar a tu tortuga acuática o terrestre, debes darle una mayor cantidad de vitamina A, ya que la hibernación agota las reservas de esta vitamina. Al inicio del verano en EE.UU. (de 12 a 16 semanas antes de la hibernación), debes empezar a incluir alimentos ricos en vitamina A en la dieta de la tortuga. Puedes intercambiarlos por otros alimentos que tu tortuga suela comer. Algunas buenas fuentes de vitamina A incluyen a las siguientes:

    • Para las tortugas terrestres: zanahorias y calabacín
    • Para las tortugas acuáticas (no carne): vegetales de hojas verdes como la col rizada, el brócoli, los brotes de mostaza, la col silvestre, los dientes de león, los vegetales anaranjados (como la alfalfa, el calabacín, las zanahorias y los camotes) y las frutas anaranjadas (como el melón y los duraznos)
    • Para las tortugas acuáticas (carne): pescado y ratones bebés
    • Si tu mascota ya consume mucha vitamina A, sigue alimentándola de la forma habitual
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 6
    3
    Aumenta el consumo de fibra de tu mascota. Al final del verano en los EE.UU. (fines de julio o de 6 a 8 semanas antes de la hibernación), intercambia algunos de los alimentos habituales de tu tortuga por otros con un mayor contenido de fibra.

    • Las buenas fuentes de fibra para las tortugas acuáticas y terrestres incluyen a la alfalfa y el heno de hierba timotea, los cuales tienen un alto contenido de fibra.
    • Si tu mascota normalmente consume una dieta rica en fibra, sigue alimentándola como lo haces normalmente.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 7
    4
    Haz que tu mascota ayune de 2 a 6 semanas antes de la hibernación. Muchas tortugas acuáticas y terrestres mueren debido a que sus dueños las hacen hibernar con alimentos no digeridos que aún se encuentran en su tracto digestivo. No trates de hibernar a una tortuga acuática o terrestre que haya comido durante el último mes; en lugar de ello, retrasa la hibernación. Consulta al veterinario sobre los tiempos de ayuno específicos para la especie de tu mascota.

    • Los alimentos no digeridos matan a las mascotas en hibernación de 2 formas. La comida puede podrirse y causar infecciones bacterianas mortales dentro de tu mascota o puede podrirse y crear grandes masas de gas, las cuales presionan los pulmones de tu mascota por dentro y la sofocan. Si tienes dudas, comunícate con un veterinario. 
    • La temperatura controla en gran medida el sistema digestivo de tu mascota.
    • Las tortugas terrestres pueden necesitar de 3 a 6 semanas. Las tortugas pequeñas (de menos de 1 kg) necesitan 3 semanas; las de tamaño mediano (de 1 a 1,5 kg), de 3 a 4 semanas; y las grandes (de 2 a 3 kg), de 4 a 6 semanas.
    • Las tortugas acuáticas necesitan tan solo de 2 a 3 semanas. Una tortuga acuática pequeña, como una de caja, podría necesitar solo de 10 a 14 días.
  5. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 8
    5
    Hidrata a tu mascota. Cuando tu tortuga acuática o terrestre ayune, mójala por 20 a 30 minutos hasta la altura de su mentón dejando un día. Asegúrate de que tu tortuga tenga acceso constante a agua que pueda beber, desde ahora hasta el final de la hibernación. Esto incentiva a la tortuga a desechar los residuos de su tracto digestivo y mantenerse hidratada.
  6. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 9
    6
    Reduce la temperatura antes de la hibernación. La temperatura determina el metabolismo de tu mascota, razón por la cual la hibernación ocurre cuando hace frío. Asegúrate de que toda la comida salga del cuerpo de tu mascota antes de continuar con el próximo paso. Asegúrate de que la temperatura no sea menor a los 10 °C (50 °F).

    • Tortugas acuáticas: empieza 1 semana antes de la hibernación. La temperatura debe ser 18 °C (65 °F) por 2 o 3 días, redúcela poco a poco hasta los 15 °C (60 °F) en 2 o 3 días y luego redúcela de forma gradual hasta los 10 °C (50 °F) o un poco menos.
    • Tortugas terrestres: empieza 4 semanas antes de la hibernación. Reduce la temperatura de forma gradual hasta alcanzar los 15 °C (60 °F) en un periodo de 1 semana, luego mantén la temperatura entre los 13 y 15 °C (55 y 60 °F) por 3 semanas para que tu tortuga pueda digerir por completo su última comida.
    • La temperatura máxima (más cálida) para que ocurra la hibernación es 10 °C (50 °F). Si tu tortuga acuática o terrestre se encuentra a una temperatura de 10°C (50 °F), esta empezará a hibernar.
  7. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 10
    7
    Decide en dónde hibernará tu mascota. La mayoría de los dueños de mascotas usan refrigeradoras para la hibernación dentro de casa, pero solo siendo muy cuidadosos y precavidos. Asegúrate de que tu tortuga acuática o terrestre esté completamente segura de depredadores como las ratas, a las cuales les gusta morder a las tortugas en hibernación.

    • Si la tortuga permanecerá en el agua al aire libre, asegúrate de que el agua no se congele y que tenga una profundidad de al menos 45 cm (18 pulgadas).
    • Si tu mascota permanecerá dentro de casa, encuentra un lugar fresco para ella. Muchas personas usan refrigeradoras. Otras usan cocheras, sótanos o cualquier otra habitación a temperatura ambiente.
    • Elige un lugar que se mantenga a una temperatura predeterminada superior a los 10°C (50 °F). Si hay un corte de energía, tu mascota escapa u ocurre otro accidente, debes hacer que tu mascota viva a pesar del cambio de temperatura.
  8. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 11
    8
    Prepara tu refrigeradora, si es necesario. Si eliges colocar a tu mascota en una refrigeradora para que hiberne, debes observar cuidadosamente tu refrigeradora y a tu mascota para evitar que muera.

    • Cuenta con una ventilación apropiada. Una refrigeradora no permite el paso del aire, por lo que debes brindarle aire a tu tortuga. Abre la puerta de la refrigeradora al menos 3 veces a la semana, por 1 o 2 minutos.
    • Prueba la temperatura de la refrigeradora. Coloca un termómetro en la refrigeradora y supervisa sus fluctuaciones y su exactitud. Si hay mucha fluctuación en la temperatura, llena tu refrigeradora con otras masas (como botellas de agua) que mantengan la temperatura más estable de lo que lo haría solo el aire.
    • Elige una refrigeradora que no vayas a usar con frecuencia durante el día. Abrir y cerrar la puerta con frecuencia puede desregular la temperatura y hacer que las luces parpadeen.
  9. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 12
    9
    Revisa a tu mascota con frecuencia. Tu tortuga podría volverse menos activa, pero aun así debe lucir alerta y reaccionar. Si tu mascota está enferma, desanimada o luce anormal, consulta al veterinario. No continúes con el próximo paso: la hibernación puede matar a una tortuga acuática o terrestre enferma.

Parte 3 de 5:
Elaborar un refugio para hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 13
    1
    Elige tus cajas. Un refugio para hibernar es un recipiente pequeño en el que tu tortuga acuática o terrestre puede hibernar y también la protege de los peligros. Toma dos cajas: una que sea dos o tres veces más grande que tu mascota y una que solo sea unos centímetros (pulgadas) más grande que ella. La caja más pequeña debe caber en tu caja grande con un espacio de 2,5 o 5 cm (1 o 2 pulgadas) en cada lado.

    • La caja exterior debe estar hecha de un material resistente capaz de resistir las mordeduras de las ratas. Usa contrachapado, plástico o madera. No uses cartón.
    • Tu tortuga acuática o terrestre debe poder girar en la caja más pequeña, pero no tener mucho espacio para deambular.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 14
    2
    Elige el aislamiento. Este es un paso esencial. Necesitas material para llenar los espacios que haya entre la caja grande y la pequeña cuando coloques una dentro de la otra. Esto ayudará a regular la temperatura de tu mascota y evitará que muera o abandone la hibernación demasiado rápido.

    • El mejor aislamiento es la espuma de poliestireno o de embalaje. Las otras opciones incluyen a los proyectos de viviendas o embalaje. Los pedazos de papel compactados también pueden servir, si es necesario.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 15
    3
    Coloca un termómetro. Un termómetro es absolutamente necesario para revisar la temperatura del entorno de tu mascota. Tendrás que revisar el termómetro con frecuencia, así que consigue uno que entiendas y puedas usar adecuadamente.

    • A muchos dueños de mascotas les gusta usar un termómetro clásico de lectura máxima y mínima, los cuales pueden conseguirse en las tiendas de implementos para jardinería o en ferreterías.
    • A algunos dueños de mascotas les gusta usar termómetros con alarmas que suenan cuando la temperatura excede o se encuentra por debajo de cierta lectura.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 16
    4
    Monta tu caja. Coloca una capa de aislamiento en el fondo de la caja grande. Coloca la caja pequeña en el centro de la caja grande, sobre la capa de aislamiento. Agrega el resto del aislamiento en los lados de la caja pequeña. Coloca aislamiento en la tapa superior de tus cajas. Perfora agujeros pequeños de ventilación en la tapa. Cubre el fondo de la caja más pequeña con un poco de substrato. Algunos ejemplos de substrato incluyen a los siguientes:

    • Fibra de coco (corteza de coco triturada)
    • Paja
    • Pedazos de papel periódico
    • Turba
    • Musgo
    • Substratos de venta comercial para reptiles, como Carefresh o Bed-A-Beast (de venta en los EE. UU.)
    • No uses substratos con fertilizantes, alimentos vegetales o algún aditivo químico.
    • Revisa cuál es la humedad del substrato adecuada para la especie de tu mascota. Por ejemplo, las tortugas de caja necesitan un substrato muy húmedo que esté casi mojado.
    • Las tortugas acuáticas y terrestres usan muy poco oxígeno cuando hibernan, pero aun así requieren una cantidad pequeña de oxígeno. Haz agujeros de ventilación que sean pequeños (menos de 2,5 cm o 1 pulgada en diámetro).

Parte 4 de 5:
Hibernar

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 17
    1
    Empieza la hibernación. Asegúrate de que tu tortuga acuática o terrestre no tenga enfermedades o lesiones, que no haya comida en su sistema digestivo, que tenga acceso constante al agua y que se encuentre a una temperatura alrededor o por encima de 10°C (50 °F). Si no se cumplen algunos de estos requisitos, no fuerces a tu mascota a hibernar. Si se cumplen, coloca a tu mascota en el refugio para hibernar y déjala en un lugar fresco en el cual permanezca durante la hibernación, salvo cuando vayas a inspeccionarla.

    • Si tu mascota está hibernando al aire libre en la naturaleza y no en un refugio para hibernar, asegúrate de que no se ahogue ni se congele en el lugar en el que esté hibernando. Tu mascota debe contar con acceso a agua que pueda beber.
    • Si tu mascota está hibernando al aire libre, se enterrará por instinto en un estanque o cerca de uno. El estanque debe contar con una buena base de tierra o fango en la que pueda excavar, y debe contar con una profundidad mínima de 45 cm (18 pulgadas) para brindar un poco de aislamiento de temperatura. Si es necesario, evita que el estanque se congele usando un calentador flotante para estanques durante el invierno.
    • Si tu tortuga de espacios cerrados no hiberna, incluso si el clima se ha vuelto fresco, o si la ves nadando o asoleándose mucho después de que otras tortugas han desaparecido, llévala dentro de casa. Algunas tortugas no saben cómo hibernar y no sobrevivirán al invierno si se encuentran al aire libre.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 18
    2
    Haz una inspección física en tu mascota 1 o 2 semanas. No puedes lastimar a una tortuga acuática o terrestre en hibernación tocándola, pero puedes matarla si la descuidas. Hazlo sin importar el lugar ni la forma en la que hiberne, dentro de casa o al aire libre. Inspecciona a tu mascota para detectar algún signo de infección, enfermedad o mala hibernación; e inspecciona el refugio para hibernar para encontrar orina, heces o signos de depredadores (ratas).

    • Si tu tortuga acuática o terrestre ha orinado o defecado mientras hibernaba, si su piel está reseca o si el refugio para hibernar está más mojado de lo habitual, moja a tu mascota por 2 horas en agua a temperatura ambiente. El nivel de agua debe estar justo debajo del puente nasal de tu mascota. Seca bien a tu mascota, regrésala al refugio para hibernar y colócalo en un lugar un poco más fresco, ya que has mantenido a tu mascota en un lugar demasiado cálido y la has deshidratado.
    • Los signos de infección incluyen a las descargas, la dificultad para respirar y los cambios en la piel o el caparazón. Si notas algo preocupante, llama al veterinario.
    • Si la piel de tu mascota está reseca o el refugio para hibernar está más mojado de lo habitual, moja a tu mascota en agua a temperatura ambiente por dos horas.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 19
    3
    Haz que la temperatura permanezca en 4,5 °C (40 °F). Una temperatura ideal para la hibernación es aproximadamente 4,5 °C (40 °F), pero tu mascota puede hibernar a una temperatura de 1,5 a 7 °C (35 a 45 °F). Cualquier temperatura inferior podría hacer que tu mascota sufra un daño permanente o la muerte; toda temperatura superior hará que queme demasiada grasa como para seguir hibernando, por lo que empezará a despertar.

    • Revisa tu termómetro al menos una vez al día, incluso un par de veces al día. Revisa una vez por hora durante las temporadas muy frías o calientes.
    • Si la temperatura es constantemente cálida o fría por unas horas, cambia la ubicación del refugio para hibernar a un lugar con una temperatura más óptima.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 20
    4
    Pesa a tu mascota. Pesa a tu tortuga acuática o terrestre dejando unos días con la misma balanza que hayas usado antes de la hibernación. Mantén un control del peso de tu mascota durante la hibernación. Una tortuga saludable perderá de 0 a 1 % de su peso corporal por cada mes de hibernación. Algunos ejemplos de una pérdida de peso normal incluyen a los siguientes:

    • Una tortuga de 1 kg que pierde 10 g por mes
    • Una tortuga de 1,5 kg que pierde 15 g por mes
    • Una tortuga de 2 kg que pierde 20 g por mes
    • Si tu tortuga acuática o terrestre pierde peso más rápido de lo indicado, rehidrátala colocándola en agua poco profunda a temperatura ambiente por 2 horas. El nivel de agua debe estar justo debajo del puente nasal de tu mascota. Si tu mascota pierde peso más rápido de lo indicado por más de una semana, comunícate con el veterinario.
    • Por ejemplo, una tortuga acuática o terrestre que pesa 600 g debe perder 6 g al mes.
    • Conserva estos registros para la próxima vez que quieras hacer hibernar a tu mascota.

Parte 5 de 5:
Despertar a la tortuga después de la hibernación

  1. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 21
    1
    Retira a tu mascota del frío. Antes de hacer algo, vuelve a revisar el tiempo por el cual tu tortuga debe hibernar; la mayoría de las especies lo hacen de 2 a 4 meses. Retira el refugio para hibernar (si usas uno) y calienta a tu mascota hasta que alcance los 15 °C (60 °F). Moja a tu tortuga dejando un día, tal como lo has estado haciendo.
  2. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 22
    2
    Aumenta la temperatura. Mantén a tu mascota a una temperatura de 15 °C (60 °F) por 2 días. Auméntala a un rango de 18 a 20 °C (65 a 68 °F) y mantenla por 2 o 3 días. Por último, regresa a tu mascota a una temperatura no apta para hibernar, de 21 a 27 °C (de 70 a 80 °F).

    • El momento de despertar es lo opuesto al momento de entrar en hibernación. El “momento de despertar” se caracteriza por presentar más movimiento y actividad. El consumo de agua es importante durante este proceso; sin embargo, tu mascota podría evitar la comida.
    • Mantén la temperatura cálida. La temperatura es esencial para el metabolismo de tu mascota y las temperaturas frías pueden dejarla vulnerable a las enfermedades. Usa una lámpara de calor o una luz focalizada para calentar a tu tortuga si no está activa o no come apropiadamente.
  3. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 23
    3
    Hidrata a tu mascota. Moja a tu mascota en agua de 20 a 30 minutos dejando un día, tal como lo has estado haciendo. Sigue brindándole un acceso constante a agua. Tu mascota debe beber agua para eliminar las toxinas que se han acumulado en sus riñones debido a la hibernación. Si tu tortuga no bebe agua ni se hidrata, acude a un doctor de inmediato.

    • Usa un lavabo, una bañera, una bandeja de comida grande y profunda, u otro recipiente para “baño” adecuado para el tamaño de tu mascota.
    • Las tortugas terrestres “beben” agua a través del ano; por ello, colocarla en el agua es lo mismo que hacer que la beba.
  4. Imagen titulada Care for a Hibernating Turtle Step 24
    4
    Alimenta a tu mascota. Empieza a brindarle comida 2 días después de que haya regresado a la temperatura ambiente. Bríndale la misma comida que le dabas antes y deja que se tome su tiempo para que empiece a comer nuevamente.

    • Algunas tortugas vuelven a comer después de semanas y los machos podrían alimentarse solo después de reproducirse. Sin embargo, si notas signos de vómito, malestar estomacal o alguna otra enfermedad o infección, acude al doctor de inmediato.
    • Todas las tortugas terrestres deben alimentarse una semana después de hibernar. Si tu tortuga no lo hace, está enferma o a punto de enfermarse. Acude al veterinario de inmediato.

Consejos

  • Si tienes dudas, llama al club local de mascotas o reptiles y al veterinario.
  • Investiga a fondo sobre la especie de tu tortuga deseada antes de conseguirla y empezar a cuidarla.
  • Asegúrate de que los otros miembros de la casa sepan cómo tratar a tu mascota para evitar los errores o los accidentes.

Advertencias

  • Sé muy cuidadoso para evitar que tu mascota se ahogue o muera congelada.
  • Recuerda hidratar a tu mascota con frecuencia.
  • Usa agua que sea segura para tu mascota. No toda el agua corriente es segura para las mascotas, incluso si los humanos pueden beberla. Revisa qué minerales y químicos contiene el agua antes de usarla o usa agua filtrada.
  • Acude al veterinario si tienes alguna duda sobre la salud de tu mascota. Hay muchos aspectos de la hibernación que hacen que una tortuga acuática o terrestre corra peligro y esta podría morir si no se le cuida apropiadamente.

Artículo original: http://es.m.wikihow.com/cuidar-de-una-tortuga-que-est%C3%A1-hibernando

Los reptiles no son un juguete: pensar antes de comprar

Me gustaría compartir un vídeo de Fauna Urbana Gijon que trata sobre la compra impulsiva de tortugas y sus efectos (aplicable a otros animales) y que mejor fecha que las navidades para divulgarlo:

 

Los reptiles son susceptibles para la compra impulsiva debido a varias características:

-¡En las tiendas se ven pequeños! tortuguitas, lagartos diminutos, pequeñas serpientes,…. lo que el cliente no sabe (al no informarse previamente) es que los reptiles no paran de crecer, incrementando enormemente su tamaño en muy poco tiempo.

-Es muy atractivo para niños y, aunque sean mascotas geniales para estos, hay que evitar el capricho de una tarde. Un animal es para toda su vida.

Son baratos. El precio de los reptiles es muy bajo (para bien o para mal): por menos de 100 euros tiene una gran variedad de reptiles y anfibios. Lo que el cliente no tiene en cuenta que donde hay que invertir es el mantenimiento: veterinario, terrario, calefacción, luz, uva, calcio/vitaminas, variedad alimentaria… Lo que ocurre es que muchas veces se pretende ¨ahorrar¨ en su nueva mascota, manteniéndola en condiciones irresponsables con tal de ahorrarse unos euros, terrarios diminutos, comprando comida barata y de mala calidad (ex.: gammarus). Sí, es verdad que puedes hacerlo más económico comprando según que terrario, sustrato y demás, lo que quiero decir es que nunca hay que negarle una necesidad por temas económicos.

$_35

Nunca hay que recortar gastos en  las necesidades de los animales

Las consecuencias de la compra irresponsable son muchas, algunas aparecen en el vídeo. Tales como el sufrimiento del animal por negarle sus cuidados, el abandono, el aumento de especies exóticas,…

Aún así, es un buen regalo para quien le apasione cuidar animales y aprender cuidándolos…

Porqué los reptiles son buenas mascotas para niños:
Personal: Atrae el mundo de los reptiles a los niños, ejerciendo una educación ambiental.
1)Son mascotas de ¨bajo mantenimiento¨ a nivel de que requiere poco tiempo nuestro diario.
2)No necesitan ni requieren mucho espacio
3)Son fáciles de alimentar
4) Fomenta la responsabilidad
5)Aumentan el interés por el mundo salvaje
6) Los reptiles adecuados para niños no son peligrosos
7)Los reptiles son silenciosos y tranquilos
8) ¡Molan un montón!

kid-with-beardie600 girlwithtortoise600-b715d4d1

 

REPTILES ADECUADOS PARA NIÑOS:
1. Dragón barbudo
2. Gecko leopardo
3. Gecko crestado
4. Serpiente del maizal
5. Pitón real
6. Serpiente rey de california
7. Tortuga de patas rojas
8. Tortuga rusa
9. Tortuga leopardo
10. Tortuga de cuello estriado
11. Serpiente falsa coral
12. Tortuga almizclera

Antes de comprar:

1) Nunca compre compulsivamente e infórmese sobre los cuidados del animal previamente.
2) Siempre legal antes de comprar un animal primero hay que saber que documentación necesita y exigirla en la compra.
3) No escatime en gastos a la hora de proporcionarle a su mascota lo necesario

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Serpientes del maizales, es la serpiente más económica y fácil de cuidar

¿Está tu mascota amenazada?

Especies amenazas como mascotas

-Conocer más sobre la especie de nuestra mascota y su situación en el planeta hace que cobre más sentido su mantenimiento en cautividad.-

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) es una organización de varios países a nivel mundial dedicada a la conservación de los recursos naturales y realiza estudios con el objetivo de catalogar a las especies según su nivel de amenaza en la conocida Lista Roja. Se pueden encontrar clasificadas en tres apartados: Extintas, Amenazadas o Riesgo menor, en diferentes categorías desde animales en estado vulnerable (VU), en peligro (EN) e incluso extintas (EX). De todas formas, esta lista está incompleta, ya que faltan muchas especies sin evaluar, no encontrando anfibios y reptiles tan comunes como por ejemplo, la iguana verde o la boa constrictora.

Existe una relación entre la Lista Roja y el reglamento CITES, por la que los animales más amenazados según la UICN se suelen incluir en el apéndice CITES I o II con el objetivo de controlar su comercio y exportación. De todas formas, se pueden encontrar en el mercado anfibios y reptiles incluidas en la Lista Roja, catalogadas en preocupación menor como las famosas ranas dardo (Género Dendrobates) o vulnerable como el Cocodrilo enano (Osteolaemus tetraspis).

164612

¨Mamá, cómprame esa tortuga, que es la más barata…¨ Lo que no sabe el pequeño Timmy es que la Mauremys sinensis que quiere comprarse pertenece a una especie catalogada como En Peligro (EN) (al igual que el tigre), cuyas poblaciones naturales en Asia está en declive.

¿Quieres saber si tu mascota está en algún nivel de amenaza?

Primero introduce en tu navegador http://www.iucnredlist.org/search y escribe en la casilla el nombre científico de la especie y pulsa ¨GO¨.

1

Si la especie está catalogada, aparecerá en la lista de abajo donde nos dará la opción de clickear para descubrir más información.

12

Una vez abierta la pestaña de la especie ejemplo, la Python regius, nos aparecerá su estado de conservación, en este caso Preocupación menor (LC) que significa que sus poblaciones permanecerán estables salvo que se altere su entorno. Además esta ventana nos ofrece mucha más información, como su clasificación científica, mapa de distribución, ecología, justificación de su clasificación, comercio y amenazas.

Sin título

¿Por qué es importante esto? Tener un animal en cautividad no debe limitarse al echo de cuidarla de por vida, si no aprender de ella, sobra la fauna salvaje y su importancia en el planeta, de modo que conozcamos más sobre nuestro compañero de terrario.

Artículo: ¿Tienes a tu mascota en situación legal?- DESCARGABLE

Descargar artículo –> G.ALBARRAN_2015_Tienes_a_tu_mascota_en_situacion_legal

¿Os habéis preguntado alguna vez si tenéis en regla a vuestra mascota? ¿Si necesita algún tipo de documentación? ¿Si su procedencia es legítima?

Todo anfibio y reptil requiere de algún tipo de documentación. En este artículo trato la legalidad de la fauna salvaje en cautiverio, sobre todo de la herpetofauna,  la responsabilidad legal que eso conlleva, por parte en tanto del que  distribuye y vende fauna salvaje como el que la adquiere. También trata temas como saber que documentación necesita nuestro anfibio o reptil, que papeles hay que exigir al adquirir o vender uno de estos animales (Documentos de Cesión, CITES,…), especies invasoras,  etc.

Si tienes o has pensado en adquirir y cuidar animales exóticos, debes leer este artículo.

Este artículo fue publicado en la revista JANGALA MAGAZINE en agosto del 2015, revista para amantes de la naturaleza en general y aficionados a la terrariofília en especial.

Artículo: Cuidando neonatos de la serpiente del Maizal (Pantherophis guttatus)- DESCARGABLE

Cuidados de neonatos serpientes_del_maiz  (Clickea para descargar el artículo)

Lo mejor de cuidar y mantener animales es lo que podemos llegar a aprender de ellos mediante la observación. En este mi primer artículo se estudia la relación longitud/peso de un grupo controlado de serpientes recién nacidas de la culebra serpiente del maizal obteniéndose unos resultados curiosos, que permite comparar el estado corporal de diferentes ejemplares para ver como se desarrollan con el parámetro descrito como Body Condition. Además se anotan y describen los diferentes cuidados que necesita una serpiente ¨baby¨.

Publicado en la Revista Jangala Magazine-Agosto 2014

Para ver la revista completa: JANGALA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

CRIAR GRILLOS

Cría de Grillos

MANTENIMIENTO

  • Se les coloca en cubetas de plástico que deberán tener una profundidad mínima de 25cm y la superficie deberá ser por lo menos de 70×20 cm.  Debe contar con una rejilla de ventilación en la tapa o dos en la parte superior de los laterales.

  • Hay que mantener cierto grado de humedad y controlarla ya que un exceso de esta aumenta el riesgo de ácaros.

-Se supone como proporción ideal para la cría es de 10 hembras por macho.

Alimentación diaria con lechuga, zanahoria, pan seco, pienso de gato. Se pueden usar más variedad de frutas y verduras siempre y cuando estén lavadas. Retirar los restos de comida regularmente. Para las crías en desarrollo se recomienda alimento en escamas para peces finamente pulverizado (hasta que tenga aspecto de polvo).

-Para la iluminación, se recomienda colocar una bombilla encima de los recipientes, que aparte de dar calor, les regula el fotoperiodo.

-Los adultos se mantienen con una temperatura de 20-25º.

Recipientes

1)         Taper de puesta: 14x9x6 (largo x ancho x alto)

2)         Taper de incubación: 26x18x12

3)         Taper de crecimiento: 33x22x16

4)         Taper de adultos: 50x36x26

REPRODUCCIÓN

-A las 8 semanas de vida los grillos son capaces de reproducirse.

-Las hembras entierran sus huevos, blanquecinos, alargados y de 1-5mm de longitud, en el suelo mediante el oviscapto (prolongación que presentan las hembras en su parte posterior) Esta estructura en forma de aguja la introduce en el sustrato para depositar sobre él los huevos. Suelen poner como media entre 150 y 200 huevos cada hembra. Pueden estar desovando varias semanas. Los huevos eclosionan al cabo de 14 días.

 

-Para facilitarle la puesta, se introduce en los tapers de los adultos los tapers de puesta.

Son recipientes pequeño llenos de un sustrato como fibra de coco humedecida o turba donde las hembras pondrán los huevos. Estos tapers tienen cierto grado de humedad. Otras alternativas de sustrato húmedo es algodón húmedo, tierra, vermiculita, etc.

-Se coloca el taper de puesta en el recipiente de los grillos adultos y se deja allí 48 horas. No se debe dejar el taper de puesta más de dos noches consecutivas, ya que los individuos nacidos en la primera y la última puesta tendrían una diferencia de tamaño apreciable, que favorecería el canibalismo entre ellos.

-El taper de puesta se debe tapar con una rejilla para evitar que los adultos se los coman.

-Una vez retirados los taper de puesta del contenedor de los grillos adultos, se pasan al taper de incubación.

 

INCUBACIÓN

-El taper de puesta debe estar ventilado y a una temperatura de 28-30ª. Una temperatura inferior retrasa la eclosión.

-El sustrato debe mantenerse húmedo y ventilado.

 

ECLOSIÓN

-Se produce aproximadamente  a los 11-14 días desde la puesta en que nacen cientos de grillos de color blanco que destaca con el sustrato.

-Los grillos salen del taper de puesta cayendo en el taper exterior. Estos hay que traspasándolos al taper de crecimiento, donde dispondrán de agua y alimento.  Este traspaso puede durar varios días, hasta que eclosionen todos los huevos. Se pueden obtener cientos de crías en cada puesta.

-Es recomendable datar los taper con la fecha de eclosión, para tener en todo momento controlada la edad de las crías.

 

CRECIMIENTO

-Las crías se desarrollarán en el taper de crecimiento antes de ponerlos en el taper de reproducción.

-La metarmorfosis es incompleta, es decir, los estadíos se llaman ninfas y son similares a los adultos. El paso hasta adulto se suele hacer entre 5 a 10 mudas dependiendo de las especies.

-Hay que tener el cuidado de no juntar distintas puestas para evitar el ataque entre grandes y pequeños.

-Se desarrollan correctamente a una temperatura alta estable de 28ºC.

-Los recipientes de crecimiento y reproducción deben contener:

-Tapón con alimento

-Tapón con agua en gel (no produce moho).Se puede sustituir por alimentos que les proporcionan agua como rodajas de patata o de naranja. Se puede construir un bebedero empapando algodón (no demasiado para que no se queden pegados) o con un bebedero para aves con algodón en la boquilla.

-Hueveras para que puedan esconderse dispuestas verticalmente para evitar la acumulación de excrementos.

-Tanto el agua como la comida debe ser accesible para los grillos, ya que no trepan el plástico. Por tanto se puede poner rejillas para que accedan a los tapones.

 

CICLO

-Día 1. Se coloca el taper de puesta en el taper de adultos y se deja ahí durante 48 h.

-Día 3. Después de dos noches, se retira el taper y se lleva a incubación.

-Día 11-14. Los huevos eclosionan y nacen las crías. Se van trasladando las recién nacidas al taper de crecimiento.

-Día 30. A los 15 días tienen un tamaño aproximado de 4mm.

-Día 60-75.  Pueden ser trasladados al Taper de adultos. Se observa en las hembras con el ovopositor desarrollado. El ciclo comienza de nuevo, basta con colocar un nuevo Taper de puesta.

 

ESPECIES

Acheta domestica (grillo marrón doméstico)

Alcanza una longitud de 25 mm. Es capaz de reproducirse con temperaturas más bajas que las demás, lo cual es ventajoso energéticamente hablando. Su exoesqueleto es relativamente blando por lo que es ideal tanto las ninfas como adultos para cualquier tamaño de camaleón, siempre y cuando el tamaño sea adecuado.

 

Gryllodes sigillatus (grillo listado asiático)

Llega a medir 20 mm. No resiste tan bien el frío como las otras 3 especies. Este grillo crece más lentamente (ciclo vital más lento que los demás), con lo que se tiene alimento vivo más tiempo para alimentar camaleones recién nacidos o muy jóvenes. Su exoesqueleto es blando y el canibalismo es poco frecuente. Es muy prolífico al igual que el anterior.

 

Gryllus assimilis (grillo campestre de Jamaica)

Alcanza una longitud de 30mm.

Sus ninfas son ideales para cualquier reptil, pero los adultos al ser más quitinosos sólo se deben dejar para los reptiles adultos.

 

Gryllus bimaculatus (grillo negro)

Mide más de 30 mm. Es la especie de mayor tamaño de todas las descritas. Su chirrido es muy potente y molesto. Su exoesqueleto es bastante duro y suele ser el grillo menos apreciado por los camaleones.

Es el menos productivo de todos pero aún así, es muy válido para alimentar grandes camaleones. Para evitar accidentes es mejor aplastarle la cabeza. Sus ninfas se pueden ofrecer a cualquier camaleón sin riesgo alguno pero siempre respetando como en todos, la relación entre el tamaño del insecto y el tamaño del camaleón.

grillo2