El fino (y especial) oído de ranas y salamandras

Los anfibios son una de las clases más amenazadas del planeta, debido al cambio climático (son animales estrictamente ligados a la temperatura y humedad concreta) y pérdida de hábitat. Este grupo de animales fueron los que dieron el paso al abandonar el agua para colonizar la tierra hace millones de años. Este paso evolutivo vino acompañado del desarrollo de nuevos sentidos, como la audición y la transmisión de sonidos a través del aire.

El Blog de las Mascotas

Los anfibios cuentan con sistemas de audición más que especiales, son ultraespecializados, que les permiten escuchar de manera selectiva o hacer lo increíble, oír con los pulmones.

Las ranas son animales salvajes que tienen oídos externos a cada lado de la cabeza. Su oído está formado por grandes membranas circulares, las llamadas membranas timpánicas. En un extremo del oído tienen, además, una membrana extra y musculosa que se cree le ayuda a las ranas a evitar ruidos demasiado fuertes.

El oído de la rana. El oído de la rana.

Pero no ruidos producidos por el hombre, sino por las mismas ranas, que, en determinadas circunstancias, llegan a ser exageradamente fuertes y que pueden percibir a casi dos kilómetros de distancia.

En 2008, los científicos descubrieron en unas charcas situadas en zonas urbanas muy ruidosas de China una variedad de ranas que podían sintonizar su sistema de audición en diferentes longitudes de onda para seleccionar determinadas…

Ver la entrada original 506 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s